Mostrando entradas con la etiqueta Ediciones. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ediciones. Mostrar todas las entradas

25/2/15

Torres Amat: La primera Biblia en CD-ROOM



Estamos en la época de las tecnologías y de los avances. La Biblia no se ha quedado atrás. 
Desde la imprenta de Wutemberg paso al los formatos de libro moderno y luego a los nuevos dispositivos electrónicos. Los programas interactivos de la Biblia en CD - ROM o aplicaciones electrónicas han estado a la orden del día.

El dato novedoso es que la primer Biblia castellana que entró a las nuevas tecnologías fue la PETISCO - TORRES AMAT allá por los  años 90´s del siglo pasado. Sobre ella hay al menos unos 10 programas electrónicos que generalmente puede adquirirse en librerías.

Le han seguido los programas protestantes y ecuménicos. De las otras Biblias católicas en CD ROOM tenemos la Nueva Biblia de Jerusalén, El Libro del pueblo de Dios, La Biblia Versión Popular y la Biblia Pastoral Latinoamérica.

Como puede verse la versión de Torres Amat tiene la honra de ser la primera en entrar a los nuevos aeropagos de la modernidad y ese logro nadie se lo va a quitar.

El video de abajo corresponde a la presentaci´On de un programa de la Biblia de Torres Amat de Laffont, el mejor de los programas que tiene esta versión.

Laus Deo¡

video


19/1/15

La Biblia del Valle de los Caídos: Cántera - Pabón



Una de las Biblias Católicas mas completas que hay en catellano: Sagrada Biblia Cántera-Pabón o Biblia del Valle de los Caídos

Por fin podemos presentar la Biblia del Valle de los Caídos, como la hemos llamado, una traducción excelente par los que quieren acceder con mayor fidelidad a los textos hebreo y griego, con cierta dependencia a la Vulgata.
La Biblia fue traducida por Francisco Cantera Burgos y José Manuel Pabón Suárez de Urbina con un equipo de colaboradores. posteriormente el Abad de Santa Cruz del Valle de los Caídos, Dom Justo Pérez de Urbel OSB, se encargó de las notas. El imprimatur es de 1962. Pero al parecer se publicó en 1967.
La traducción es excelente, traduce literalmente el hebreo, así por ejemplo en vez de traducir DIOS, deja exactamente la fonética hebrea ELOHIM.
Las notas son sencillas pero fieles a la doctrina, al Magisterio y a los santos Padres. Las ayudas al final son inigualables, innovadoras si se comparan con otras ediciones ya que son artículos y tablas de estudio bíblico que dan luz para entender mejor algunos pasajes de las Sagradas Escrituras. También tiene una tabla litúrgica tradicional y otra de referencia muy útil.
Personalmente considero esta Biblia como de las mejores para estudio ya que su texto tiene literalidad a los originales. Posiblemente es difícil de entender su léxico (ver fotografías anexas) pero es por su literalidad que los versículos chocan con las traducciones a las que se esta acostumbrado.
Es difícil de conseguir. Pero aún puede encontrarse en librerías usadas y en algunas librerías de España y Colombia. La impresión que tenemos es de 1996 y no fue alterada.
A los estudiosos de la Biblia la recomendamos ampliamente, y en especial a los hispanohablantes que estudian hebreo y griego. Les va a servir mucho al querer entender los giros de la lengua o la traducción correcta de los textos bíblicos.

Laus Deo¡


Editorial planeta es la última casa que publicó esta Biblia.



Puede ver en el primer versículo como se traduce Elohím en vez de Dios.




Los apéndices para estudio.

13/1/15

La Biblia 2014 de Verbo Divino: Un paso más a la ´luteranización´de la Iglesia.


Estimados lectores de nuestro blog.  Seguimos con nuestros comentarios al respecto de las Biblias Católicas en castellano y nos toca ahora presentar la edición recién sacada del horno de Verbo Divino.

Los que la venden me dijeron que se trataba de la Biblia de América, pero no es así. La primera impresión, antes de abrirla fue la de una Biblia tradicional o al menos conservadora, pero pronto detectamos ciertos puntos que nos alarmaron mucho.

Es una Biblia ecuménica.

Hace unos años la Biblioteca de Autores Cristianos editó ´La Biblia´, versión ecuménica, que se distingue por su pasta roja con aplicaciones doradas y su alto costo (algo común en la B.A.C.), utiliza el texto llamado Edición Interconfesional. Esta que aquí presentamos es editada por Verbo Divino y presenta una traducción propia para América llamada Biblia Hispanoamericana,  que es la versión interconfesional pero con lenguaje hispano.  Ambas han sido preparadas por protestantes y católicos auspiciadas por la Conferencia Episcopal Española y las Sociedades Bíblícas (Está última condenada por el Papa Beato Pío IX).

Después de haber examinado por varios días esta edición llegamos a una conclusión: Es una Biblia Protestante, muy semejante a aquella Biblia del Oso de Casiodoro de Reina: Trae todos los sagrados libros pero no tiene el espíritu católico.  Es una Biblia que no tiene ni un solo comentario sabiendo que uno de los requisitos que la Iglesia pide es que el texto santo contenga notas explicativas y comentarios basados en los Santos Padres, los santos y expositores autorizados. Esta edición bíblica carece de comentarios.

Las pocas introducciones son pésimas: Elimina el carácter histórico de las Sagradas Escrituras. Se escuda en lo que llaman ´Pedagogía literaria´. El orden de los libros es diferente al tradicional

En Gen. 3, 14 elimina el ´ipsa´. Tradicionalmente se traduce: ´Ella te aplastará la cabeza´ en referencia a la descendencia de la mujer: Jesús, y también a María Santísima. Algunos traducen linaje y así colocan ´este aplastará´. Pero esta falsa traducción excluye la participación de la ´Mujer´en esta victoria: `Su descendencia te aplastará la cabeza´.  

Otro claro ejemplo de injerencia protestante se ve en Mt. 1, 16 donde al castísimo patriarca San José se le llama ´MARIDO de María´ en lugar de llamarle ´esposo de María´. 

El lenguaje se parece un poco a la Versión Popular, es decir en algunos sectores de Europa se cree que en América aún estamos colgados en las ramas de los árboles y que el texto tiene que rebajarse a lo vulgar y ´corriente´.  Si se tiene esa mentalidad habrá que preguntarse el porqué no se colocaron notas para ilustrar mejor el mensaje bíblico. Caso semejante ocurrió con la Biblia de América y la Biblia de Jerusalén para Latinoamérica.  

Los textos están totalmente corrompidos en aras de esta ´inculturización´. Sólo basta mirar las bienaventuranzas en San Mateo 5:  ´Felices los de espíritu sencillo... los que están tristes... los humildes...los que desean de todo corazón que se cumpla la voluntad de Dios.. los misericordiosos... los que tienen limpia la conciencia... los que trabajan a favor de la paz... los que sufren persecución por cumplir la voluntad de Dios...´

Las diez vírgenes son ahora las diez muchachas.
La Santísima Virgen no es la llena de gracia sino favorecida de Dios.
Las palabras de la última cena separadas por dos puntos o una coma (: , )   Vea: Mt. 26, 26; Mc. 14. 23.

Con esto basta y sobra...

Gracias a quienes me regalaron la Biblia 2014 de Verbo Divino. Tengo ahora 4 ejemplares de esta Biblia.






10/1/15

Biblia Pedro Franquesa y José Ma. Solé, Ed. Regina 1965




Esta es de las Biblias menos conocida, corresponde a las ediciones que han hecho ciertas editoriales de renombre y que las tienen como ´sus biblias´.  
Así  la B.A.C.  tiene a la Nácar- Colunga y la Bóver - Cantera (Ahora también la Cantera - Iglesias y la de la Conferencia Episcopal Española). 
La Descleé de Brower tiene la Biblia de Jerusalén. 
Paulinas la Biblia del Padre Magaña. 
San Pablo la Biblia del P. Evaristo Nieto.   

Y la Editorial Regina tiene la propia: La Biblia Claretiana de los Padres Franquesa y Solé.

La Biblia es ampliamente desconocida, dificilmente se conseguirá.

La que tengo fue una odisea conseguirla. En libros usados aparté una edición pequeña de lujo, con herrajes. Me interesaba mas el texto que la edición. Cuando fui a recogerla una de las empleadas se la había quedado. Años después visité la librería Gerardo Mayela, de los redentoristas en la Ciudad de México, y allí la pude conseguir. A su momento llega lo que se busca, igualmente me sucedió con la Biblia del Valle de los Caídos y la Bóver - Cantera.

Su traducción está dirigida básicamente a los círculos de estudio de la Biblia, como texto de referencia para cursos bíblicos, en una línea pastoral. A pesar de ello, en su conjunto, la fidelidad a los textos originales resulta sorprendente, sobre todo en el Antiguo Testamento, donde los nombres propios hebreos aparecen transliterados. Esta es una Biblia menos conocida que las anteriores, aunque en algunos aspectos les lleva la ventaja.

Corresponde a una edición de 1966, en pleno boom de aggiornamento y del ´despertar bíblico´ en pleno Concilio.
  • La traducción es buena, sigue los textos originales hebreo y griego. Es de las traducciones más fieles al hebreo y griego
  • Pocas notas, pastorales, sencillas. No atacan ni niegan los dogmas de la fe ni la inspiración  divina de los libros.
  • Las introducciones son sencillas, algunas un poco confusas por la influencia modernista que se empieza a difundir (reeinterpretación de textos, por ejemplo). 
  • Sigue el orden tradicional.
  • Como novedad, coloca nombres hebreos a los libros: Baruk, Yoel y Habaquq.
No nos pronunciamos a recomendarla como de las tradicionales, pero si como una Biblia que esta exenta en su texto y notas del veneno del modernismo y del progresismo. El texto, sobre todo, merece ser reconsiderado como de los mejores.

La Biblia es díficil de conseguir. Pero si llega  a caer en sus manos una Biblia de esta edición, vale la pena tenerla.






Transcripción literal de los nombres hebreos


1/12/14

Las mejores traducciones de la Biblia en español



El anterior post creo controversia y cuestionamientos. Este comentario es la continuación.

Las mejores Biblias en castellano.
¿Cuál es el criterio para esta afirmación?, El principio es la continuidad del ayer y hoy,  y del mañana incierto, porque La Palabra de Dios es eterna. En estos principios entran los decretos de la comisión Bíblica internacional y la doctrina de la Iglesia, expresada de manera especial en dos documentos papales la Spiritus Paraclitus de Benedicto XV y la Divino Afflante Spiritu del Siervo de dios P´io XII, en ellos se explican claramente los lineamientos de interpretación de todos los tiempos sobre los textos difíciles de entender de las Sagradas Escrituras.

Si una Biblia esta bien traducida y en sus notas hay una continuidad con el pasado, según el pensamiento de la Iglesia, esa Biblia es católica y libre de error para los fieles.

El problema de las nuevas versiones es el modernismo, el progresismo y el relativismo, imperantes hoy en la Iglesia; de manera muy clara se ve reflejado el error en nuevas ediciones bíblicas con elementos contrarios a la doctrina y a la misma revelación divina.

Un ejemplo claro: la Biblia Pastoral Latinoamérica si fuese publicada hace 100 o 50 años recibiría una condenación tácita de la Iglesia debido a su traducción y a sus comentarios contrarios a la fe católica. Pero, ejemplo contrario, una Biblia como la de Torres Amat, Straubinger, Bóver-Cantera o Scío siguen siendo actuales en los albores del siglo XXI sin problemas de confusión.

Nuestra opinión, después de recolectar opiniones autorizadas de sacerdotes, religiosos, laicos comprometidos y catequistas  es la siguiente lista de las mejores Biblias:

  • Sagrada Biblia de Petisco - Torres Amat. Traducida de la Vulgata. Hay muchas ediciones y revisiones de ella. La mas actual y recomendable, en castellano moderno, es la revisión del Padre Luis Alberto Roballo o la Straubinger.
  • Biblia Americana San Jerónimo. De Edicep. Revisión de la versión del P. Felipe Scío. Traducida de la Vulgata.  sigue fielmente el texto en latín.
  • Biblia comentada de Mons. Straubinger. Traducida de los originales pero respetando la Vulgata. Es la mas recomendable para estudio y lectura espiritual.
  • Sagrada Biblia Nácar - Colunga. De los textos originales en español formal. La nuevas ediciones de bolsillo tienen comentarios modernistas al final de la obra, pero el texto es bueno.La edición de 1944 es la mejor.
  • Sagrada Biblia Bóver - Cantera. Traducida de los textos originales. Una edición crítica, especial para estudiosos y para acercarse mejor al texto hebreo.
  • Sagrada Biblia del P. Agustín Magaña Méndez. Traducida del griego, una edición popular y pastoral que sirve mas para predicación y grupos apostólicos que para estudio. Es muy ecónomica y parca en comentarios.
  • Sagrada Biblia del P. Félix Puzo S.J., una de las mejores traducciones con muy buenas notas pero difícil de conseguir.
  • Antigua Biblia de Jerusalén (anterior a 1998). Aunque muchos en círculos conservadores rechacen la Biblia de Jerusalén,  nos ha parecido oportuno recordarles que la antigua Biblia de Jerusalén es diferente a la Nueva Biblia de Jerusalén (1998, 2000 y 2009). La distingue por que la antigua dice Yahveh  y la nueva Yahvé. Esta antigua, que recomendamos, tiene un texto limpio y las notas críticas, no doctrinales, traducida de los originales, defiende y antepone en muchos versículos la traducción griega de los LXX´s.
  • Biblia de Navarra. Esta nueva Biblia, traducida de los originales, auspiciada por el Opus Dei tiene dependencia de la nova Vulgata (Que inicio su revisión bajo el papa San Pío X). Las notas y comentarios no se apartan de la doctrina y exposición tradicional de la Iglesia.
  • Biblia Evaristo Nieto 1964. Aun se consiguen las antiguas ediciones ya que las nuevas han cambiado las notas e introducciones y han colocado nuevas con tinte modernista que desvirtúa la divinidad de las Santas Escrituras.
  • Sagrada Biblia Franquesa - Solé, de Ed. Regina.  Traducida de los originales. Los comentarios son parcos y confusos pero la traducción es buena.
  • Sagrada Biblia Cantera - Pabón, o Biblia del Valle de los Caídos, Ed. Planeta. Traducida de los originales. Traducción escrupulosamente literal, de las mejores para estudios serios. Notas sencillas. Apéndice con ayudas para el estudio.
  • Sagrada Biblia Cantera - Iglesias. Es una edición crítica, solo para estudio.
  • Biblia de la Conferencia Española. El texto sigue la Neovulgata, tiene errores de traducción pero no muy significativos.
Hay otras biblias que podemos decir tienen un texto bueno, sano y según los textos originales o la Vulgata pero las notas o comentarios se alejan de la doctrina católica. Es el caso de la llamada Nuestra Sagrada Biblia, del P. Evaristo Nieto. cuyo texto es fiel a los originales pero las nuevas ediciones tienen nuevos comentarios.  Biblias como la Biblia de la Conferencia Episcopal Española, aún no tenemos criterio.  A ojo de buen cubero, valga la expresión, el texto no presenta problemas. 

Esperamos comentarios, aclaraciones y contribuciones... gracias por visitar nuestro blog.

Laus Deo¡


27/11/14

Las peores Biblias en español


Ya que nos han preguntado constantemente, ofrecemos un elenco de las peores traducciones en castellano de la Biblia, con una breve anotación. No ahondamos en la justificación, pero puede adquirir la Biblia que lee interese y comprobar por usted mismo. Aparte, y esto para los ultraconservadores cincuentistas: El criterio de que ´Las Biblias después de 1960 son malas´ es un absurdo ya que han salido muy buenas traducciones con excelentes comentarios posterior a este año. La mayoría de estas Biblias, que a continuación presentamos, son de tinte modernista, progresista y desvirtúan la divinidad de los libros sagrados, en eso se resume lo malo que tienen.

Disculpen que muchos se ofendan, pero es necesario este tipo de publicaciones, contrarios a la corriente de la mayoría; estos escritos son para los que quieren conocer la verdad sobre las versiones modernas y antiguas que se alejan de la doctrina católica expresada por los papas. Alguien tenía que escribir, y aquí lo hacemos. Aunque nos lluevan críticas y amenazas.

  • Biblia Latinoamérica, Latinoamericana o Biblia pastoral. Una traducción marxistas con comentarios a favor de la teología de la liberación. Algunos textos no corresponden a los originales y estáb manipulados.
  • La Biblia de Felipe Scío, publicada por las Sociedades bíblicas en el siglo XIX, sin notas ni comentarios, defigura los textos del padre Scío para hacerlos acorde a la doctrina protestante. Con esta Biblia engañaban a los católicos ya que en la portada dice: Traducida de la Vulgata Latina por el P. Scío de San Miguel, Escolapio.
  • Biblia de América, un esfuerzo por contrarrestar a la Biblia Latinoamérica. Es modernista.
  • Biblia del Pueblo de Dios, edición argentina muy popular pero con una traducción pésima y tendenciosa.
  • Biblia versión Popular Dios Habla Hoy. De origen protestante, sin notas católicas.
  • Biblia en Lenguaje actual. Igualmente, una traducción protestante.
  • Biblia católica para jóvenes. Texto de la Biblia de América. Reflexiones sentimentalistas, sin doctrina, ecuménicas y ambiguas.
  • Biblia católica para la Familia. Texto de la Biblia de Levoratti (Biblia del Pueblo de Dios) Reflexiones e introducciones contrarias a la tradición y a la interpretación clásica de las Escrituras.
  • La Nueva Biblia de Jerusalén. Texto totalmente diferente al de la antigua edición. Cuestiona los dogmas y la historicidad del texto Sagrado. Es la Biblia de Jerusalén aparecida en 1998, no la anterior.
  • Biblia del Nuevo Milenio Ecuménica. Pone en duda la historicidad de la Biblia y sus notas son cuestionables y ambiguas.
  • Biblia Ecuménica. En colaboración con protestantes. No tiene notas dogmáticas, la traducción y comentarios esta hecha en base a compromisos doctrinales con los herejes.
  • Biblia del Peregrino Latinoamérica.  Las notas e ilustraciones tienen un tinte de Teología de la Liberación.

Descargar Gratis la Biblia de Scío, traducida de la Vulgata



Aquí están los links para descargar gratis los tomos de la Biblia traducida de la Vulgata por el P. Felipe Scío de San Miguel.  La Biblia es bilingüe, Latín - Español y tiene todas las notas y comentarios originales.

Tomo 1
Tomo 2
Tomo 3
Tomo 4
Tomo 5
Tomo 6
Tomo 7
Tomo 8
Tomo 9
Tomo 10


En este link esta toda la Biblia por partes. Se puede descargar en .pdf tambien

Descrgar la Biblia del Felipe Scio en .pdf

14/11/14

La Biblia en Lenguaje Actual católica (¿?)


Biblia en lenguaje actual (Con deuterocanónicos)


Alerta contra otra versión protestante de la Biblia que se difunde en medios católicos.

Este día presentamos a nuestros lectores un breve comentario a una traducción de la Biblia que se presenta como católica pero que en realidad es protestante, a pesar de que en ella contribuyeron bíblistas ´católicos´. Es la Biblia en Lenguaje actual producida por las Sociedades Bíblicas, asociación protestante condenada por el Beato Papa Pío IX.

Esta Biblia es una otra tentativa ecuménica de las Sociedades Bíblicas contra la Iglesia Católica. Anteriormente editaron la Biblia Version Popular Dios Habla Hoy con deuterocanónicos. La nueva opción que ofrecen dista mucho de ser católica ya que no tiene comentarios doctrinales y la traducción deforma el sentido de las Sagradas Escrituras con un lenguaje que roza mas allá de lo  popular, va por el mismo sentido que la Biblia Dios Habla Hoy.

Debido a la polémica y enfado de los católicos por no haber incluido los deuterocanónicos junto al corpus del Antiguo Testamento, las nuevas ediciones de esta Biblia, a diferencia de la Versión Popular, colocan la nota ´con deuterocanónicos y en el orden católico´, en la Versión Popular para evitar el nombre católico dicen ´en el orden alejandrino´ por la referencia a la Biblia de los LXX´s o Biblia griega de Alejandría. 

Es una lastima que haya sacerdotes católicos que difundan estas falsas traducciones y se justifican con motivos pastorales. Da tristeza pensar que en sus inteligencias no se haya enraizado los principios doctrinales de la fe trasmitida por los apóstoles a la verdadera Iglesia, que es la católica y fuera de la cual nadie se salva. Motivos pastorales que desplazan a la verdad. Motivos pastorales que no han hecho nada en décadas para detener la apostasía imperante en la Iglesia.

Además de esto es de notar que las Sociedades Bíblicas discriminan las ediciones Protestantes de las Católicas (Biblias ecuménicas). Si una Biblia es netamente protestante se llama ´Santa Biblia´ pero si es para católicos se llama ´La Biblia´.  La única excepción a esta regla sucede cuando el mismo texto es editado por otra editorial diferente a las Sociedades Bíblicas. 

Rechacemos esta Biblia en lenguaje actual y todo material de las Sociedades Bíblicas, por mas inocente, económico y atractivo que parezca.

Laus Deo¡


12/11/14

La Biblia de América

Presentamos unas breves consideraciones acerca de la llamada ´Biblia de América´. Apareció en 1994 y es una adaptación para América de la Biblia traducida y editada en España por la Casa de la Biblia.  Actualmente es distribuida por Verbo Divino. Los directores del proyecto fueron Santiago Guijarro Oporto y Miguel Salvador García con un equipo multidisciplinar de Biblistas americanos. 

En México se ha querido dar relevancia a esta traducción para contraponerla a la Biblia Pastoral (Latinoamérica) ya que esta Biblia de la Teología de la Liberación se ha extendido como la más popular en tierras guadalupanas. Pero este reto no ha dado mucho fruto ya que la Biblia ´latino´ llegó para quedarse y sigue siendo la más difundida a pesar de las reservas que en Sudamérica se hicieron debido a su tendencia filo marxista en los años 70´s en que apareció. Esta Biblia de América es ´mucho mejor´ que la latinoamericana en traducción, notas, comentarios y temas de estudio. Pero no tiene el bagaje clásico que se encuentra en las Biblias tradicionales que son recomendadas en este blog. No se citan a los Padres, ni se expone tan claramente el dogma a la luz de los textos bíblicos. Los comentarios son mas que nada reflexiones. La traducción es sencilla ´para América´ y sacrifica la literalidad del hebreo y el griego en aras de una fácil comprensión, estamos ante una Biblia de las llamadas ´Populares´.

Algunos puntos sobre esta Biblia:

En el comentario a la creación dicen que el autor utiliza: elementos pertenecientes a cosmogonías y mitos de probable origen babilonio. 
En el episodio de las Bodas de Caná, Jn 2, 4, pone en boca de nuestro Señor esta frase totalmente distinta al sentido original: Jesús le respondió: Mujer, no intervengas en mi vida; mi hora aún no ha llegado.
Judit es una novela.
Algunas cartas Paulinas no son atribuidas al Apóstol: 2 Tesalonicenses, Colosenses, Efesios, 1 y 2 de Timoteo, Tito y Hebreos.
Niega la autoría apostólica de  1 y 2 de San Pedro y San Judas.
Los libros están en un orden diferente al tradicional lo que dificulta encontrarlos.


Video promocional de la Biblia de América en México por PPC


11/11/14

La Biblia Ecuménica del Nuevo Milenio.



Una Biblia poco conocida es la llamada Biblia Ecuménica del Nuevo Milenio, traducida por Gonzalo Baez y Alfonso Lloreda (con un grupo de traductores) y editada en México por Editorial Trillas con motivo del Jubileo de la Redención 2000.

Ahora es difícil de conseguir ya que a pesar de querer ser ´popular´ y tener una presentación del cardenal primado de México, no logró convencer, mismo con su precio accesible y formato con buena presentación.

El texto de esta Biblia no es bueno, tiene una traducción tendenciosa  como puede comprobarse, baste solo este ejemplo, en San Mateo capítulo 2 donde traduce ´rendir homenaje´ en lugar de adorar, siguiendo así la línea de la biblia falsa de los testigos de Jehová.

Las notas y comentarios son del mismo estilo: negación de los milagros, reinterpretación de la moral o del suceso narrado, etc.

Con esto es mas que suficiente para decir que no es una Biblia tradicional y que representa graves inconvenientes para la fe católica hacer uso de ella como de otras biblias falsas que aquí ya hemos denunciado en su momento.

Laus Deo¡

10/11/14

El Nombre de Dios en la Biblia Católica



Presentamos aquí un elenco de Biblias católicas castellanas y  el nombre de Dios  que proponen como traducción. La mayoría de las versiones católicas al comentar el Éxodo 3 optan por la lectura Yahvéh o sus variantes como la mas propia mismo que en el texto se traduzca como El Señor, siguiendo la tradición de los LXX´s y de la Vulgata.


El Señor

Biblia Agustín Magaña,  Biblia Petisco - Torres Amat, Biblia Felipe Scío,  Biblia de Guillermo Junemann, Biblia de la Conferencia Española, Biblia de Serafín de Ausejo, Biblia Americana San Jerónimo, Biblia de América, Biblia de Navarra, Biblia del Peregrino, Biblia Española,  Biblia Evaristo Nieto, Biblia Dios Habla Hoy, El libro del Pueblo de Dios, Biblia interconfesional, Biblia Liturgica...

Yahveh 

Biblia Bóver Cantera,  Biblia de Jerusalén, Biblia del Valle de los caídos, Biblia P. Félix Puzzo.

Yahvé

Biblia comentada de Straubinger, Biblia Herder, Nueva Biblia de Jerusalén, Biblia Ecumenica del Nuevo Milenio.

Yavé

Biblia Cantera - Iglesias, Biblia Nácar - Colunga, Biblia Regina, Biblia Pastoral (Latinoamérica)

Yah

Biblia Comentada Straubinger

Adonai

Biblia Comentada Straubinger, Biblia Torres Amat, Biblia Felipe Scío, Biblia Calmet - Vence, Biblia Americana San Jerónimo.

Jehovah - Iehova

Biblia Torres Amat,  Biblia Calmet - Vence, Biblia Felipe Scío, Straubinger (en notas).




17/10/14

Descargar gratis la Biblia Nácar - Colunga en PDF



DESCARGAR LA 1a EDICIÓN:



DESCARGAR LA SAGRADA BIBLIA NÁCAR - COLUNGA  1961 EN .PDF 





En estos links pueden nuevamente descargar la
Acceda también a otras traducciones católicas de la Biblia en nuestra página de descargas gratis:
 Descargar gratis las mejores Biblias católicas en español

30/5/14

Biblia Americana San Jerónimo


La Biblia Americana San Jerónimo es una edición poco conocida de la Sagrada Escritura en castellano y a nuestro parecer una de las mejores entre las Biblias Católicas modernas en muchos de sus aspectos. Corresponde a una revisión, muy bien lograda, de la traducción de la Biblia Vulgata hecha por el Padre Felipe Scío de San Miguel y publicada por EDICEP con ayuda de los padres escolapios en los 90´s del siglo pasado con motivo del quinto centenario. 

La característica principal de esta edición es su apego al texto latino de la Biblia Vulgata Clementina y su excelente trabajo de revisión. Si alguien desea una traducción de la Vulgata es preferible usar esta versión a la de Torres Amat ya que su fidelidad es casi literal, además de que la revisión hecha por EDICEP ha podido corregir algunas deficiencias del texto de Scio.

Quienes han estado familiarizados con la Biblia del P. Scio de San Miguel podrán comprobar que la Biblia Americana San Jerónimo es substancialmente la misma, salvo que no tiene todo el bagaje de notas y comentarios. La revisión del texto del siglo XVIII ha sido escrupulosamente fiel a la Vulgata, por lo que no hay temor de adiciones hereticas o de cambio de sentido en el texto sagrado.

Las primeras páginas de introducción a esta edición de la Biblia son nada tradicionales. A pesar de esto podemos apreciar que el texto, las notas, las introducciones y demás ayudas al lector son muy buenas. Se recomienda esta Biblia para traducir o leer las lecturas bíblicas de la Misa Tridentina ya que los misalitos bilingües no siguen de manera exacta el sentido de la Vulgata, en cambio esta traducción es fácil de entender y fiel al latín de la Vulgata de San Jerónimo.



P. Felipe Scío de San Miguel.

7/5/14

Biblia "Católica" de la Familia


Esta Biblia llegó apenas ayer a mis manos y recién acabo de dar una "hojeada" con mas o menos profundidad. Al principio creí que se trataba de la traducción llamada "Biblia de América", pero resulta que esta tomada de la Biblia de Levoratti, popular en Argentina y que pomposamente se presenta como "La primera Biblia traducida en América por americanos", como para contrarrestar a Mons Straubinger que era alemán.

He aquí algunas de las observaciones acerca de esta Biblia poco conocida y que tiene el diseño y la presentación muy semejante a la "Biblia católica para jóvenes":

* Texto basado en la versión del P. Levoratti, una traducción que a pesar de ser clara y aparecer en la pagina oficial de la Santa Sede tiene graves deficiencias doctrinales; ejemplo de esto es que en el Cap. 2 de San Mateo en vez de traducir "Adorar", como lo hacen las versiones clásicas y autorizadas, vierte "Rendir homenaje" siguiendo a la falsa Biblia de los Testigos de Jehová (Traducción Nuevo Mundo).

*El diseño es atractivo aunque los dibujos y gráficos son de baja calidad. 1600 páginas en papel "cebolla" a dos tintas.

* En las introducciones de los Libros Sagrados es donde principalmente se encuentran las desviaciones interpretativas o la validez del texto, en especial en su datación y autoridad. Así por ejemplo en la introducción al Génesis dice: "Usa formas literarias como el mito, la leyenda y la genealogía". Dice que "a partir del capítulo 12, el Génesis pasa de historias imaginativas... a narraciones legendarias...". La mayoría de las introducciones se refieren en términos muy semejantes a los libros sagrados. De Tobías, Judit  y Ester dice: "Es una novela didáctica". 

* Llama "apóstol" a San Marcos, cuando fue solo Evangelista, esto tal vez es un desliz del redactor...

* Niega o pone en duda la autoridad paulina de las siguientes epístolas: Efesios,  Colosenses, 2 Tesalonicenses, 1 y 2 Timoteo, Tito y Hebreos.

* Niega la autoridad apostólica de las epístolas católicas y el Apocalipsis.

* Rechaza el Apocalipsis como profético, reduciendo su mensaje a un escrito para la primera generación de cristianos sin incumbencia con la Parusía.

* Los "Artículos complementarios" introducidos en el texto como notas en referencia a la familia están catalogados en cinco perspectivas:

1. Comprende la Palabra (Datos de la fe, la visión del texto, difícil interpretación, etc.)

2.  Siente la Palabra (Reflexiones sobre el texto aducido)

3. Actúa según la Palabra (Implicaciones morales y de apostolado)

4. Conoce a... (Presenta a los personajes de la Biblia).

5. Ora con la palabra (Oraciones en familia)

Huelga decir que estos cinco puntos contienen incoherencias en muchos casos con la doctrina católica y el pensamiento del magisterio. Algunos son solo reflexiones sentimentales pero no comentarios o notas explicativas como los pide la Santa Iglesia para las ediciones de la Biblia.

En general es una Biblia no recomendable, en su traducción y comentarios si se busca una edición fiel al sentido divino de las Sagradas Escrituras y de acuerdo al magisterio de la Iglesia.

LAUS DEO!





5/5/14

La Biblia de Navarra


Varios de nuestros lectores nos han consultado por e-mail para preguntarnos acerca de la Biblia de Navarra de Ed. Eunsa, patrocinada por la Universidad de Navarra (Opus Dei). Para muchos el solo mencionar al Opus Dei es ya un miedo. Dejándonos de prejuicios hemos hecho un análisis del texto y notas de esta Biblia y aqui podemos dar una breve valoración de la traducción.

La traducción fue hecha por deseos expresos de Mons. Escrivá de Balaguer, pero no alcanzó a verla publicada. Una vez concluido el trabajo de traducción fue editada en 5 tomos con numerosas notas. Recientemente la editaron en Estados Unidos en un solo tomo, con recorte de notas y en presentación de fácil manejo, a esta edición hemos tenido acceso.

La traducción es limpia, no es tendenciosa, sigue el hebreo y el griego, pero se ven algunas dependencias a la Vulgata y a los textos litúrgicos de habla hispana.

Las introducciones son ortodoxas, no niegan la historicidad de los libros sagrados ni a sus autores según la Tradición eclesiástica. Las notas y comentarios siguen el magisterio de la Iglesia y a los Santos Padres.

Entre las contribuciones que presenta en sus notas encontramos  que se cita a Juan Pablo II, a Escrivá de Balaguer y al Nuevo Catecismo, al final aparece un apéndice litúrgico (Liturgia Reformada de Bugnini).

En general se puede decir que esta Biblia, en su texto, introducciones y comentarios, es buena. La Biblia de Navarra es una opción buena ya que sigue las normas del magisterio y sus comentarios no son tendenciosos

22/3/14

La Biblia del P. Guillermo Jünemann, primera traducción en América Latina.



"Obra de mi vida entera, puedo llamar a esta versión por su magnitud, sus dificultades, la enorme suma de estudios previos. Con la más rigurosa fidelidad la he hecho, y para probar a la vez la superioridad del castellano sobre todos los idiomas modernos en cuanto a la elasticidad sintáctica".  P. Guillermo Jünemann


Pocos conocen la Biblia del P. Jünemann, que hasta hace poco se encontraba para descargar en internet, pero que ahora no se le encuentra.

Hemos subido el archivo a esta página, que si esta habilitada, y desde aquí se puede descargar y luego descomprimir,poes esta en .zip



En este espacio dedicado a la Sagrada Ecritura no podíamos dejar de mencionar a quien se considera el primer traductor de la Biblia en Hispanoamérica, como lo reconoce Mons. Juan Straubinger en el prológo de la Biblia cometada.

El Padre Wilhelm (Guillermo) Jünemann Beckschaefer, nace en  Welwer,Westfalia, 28 de mayo de 1856 pero a lo 8 años emigra con su famila a Concepción, Chile. En Sudamérica permanecerá toda su vida.  

Opto por el sacerdocio  ingresando al seminario de Concepción donde se destaco en lenguas clásicas. Se ordenó en 1880 y junto con sus deberes pastorales en la arquidiócesis de Concepción trabajó en el campo literario traduciendo la Hiliada en 1922.

En 1920 comienza la Traducción de las Sagradas Escrituras en base a textos griegos comparando en ocasiones con otras verisiones. Al concluir la obra en 1928 se le considera como la primera traducción de la Biblia completa hecha en América. Además que es hasta ahora la única traducción hecha del griego al castellano desde la Biblia Septuaginta (Antiguo Tetamento en Griego), que fue la que usaron lo apóstoles y las primeras comunidades cristianas. Aunque la Biblia del P. Agustín Magaña sea tambien traducción del griego, él comparo con mas diligencia para ceñirse al hebreo y en las diferencias de traducción.

La Biblia a pesar de terminare en 1928, solo se pudo publicar el Nuevo Testamento, quedando inédito el Antiguo hasta que en 1992 se publico la Biblia completa.

La biblia se caracteriza por su literalidad, traduce generalmente al pie de la letra el texto griego. Es una obra de buena erudicción ya que el P. Jünemann a demás de conocer perfectamente las lenguas clásicas también tenía una elevada preparación y conocimiento en el castellano.

A pesar de que son pocos los que conocen y aprecian la Biblia del P. Junemann, en parte debido a la referencias que de el hizó Mons. Straubinger, vale la pena que los estudiosos y amantes de las Sagradas Escrituras revaloricen la primera Biblia traducida en el continente.


13/3/14

Biblia del Padre Felipe Scio online



En este link pueden encontrar la Biblia del p. Scio de San Miguel.
La Biblia es una edición protestante de la traducción de Scío, por lo que a pesar de tener los libros deuterocanonicos no contiene notas

https://archive.org/details/labibliasagrada00socigoog


En esta web se encuentran los Evangelios de la traducción de Scío

http://www.synodia.org/libros/scio/

Aqui puede descargar la Biblia completa, bilingüe y con las notas originales en varios tomos

http://juanstraubinger.blogspot.mx/2014/11/descargar-gratis-la-biblia-de-scio.html

En este link puede descargar la Biblia de Felipe Scío por partes:

http://cdigital.dgb.uanl.mx/la/1080024043_C/1080024043_C.html

Mons. Straubinger y su traducción de la Biblia


Monseñor Juan Straubinger y la Biblia de Hispanoamérica

P. NÉSTOR SATO

El 27 de noviembre de 1999, el matrimonio del Río y quien escribe esta breve semblanza, fuimos recibidos, en su domicilio de la ciudad de La Plata, por Monseñor Juan Carlos Ruta, principal discípulo de Mons. Straubinger en nuestra patria, el cual abrió con generosidad, para nosotros, el arcón de sus recuerdos referentes al sabio y santo biblísta, cuya figura queremos ayudar a conocer. De esa extensa entrevista, del folleto que hace años escribió Mons. Ruta sobre su maestro, de los datos que nos consiguió de Alemania Mons. Jorge L. Lona, Obispo de San Luis, y de los cuatro artículos sobre Mons. Straubinger que nos hizo llegar la embajada de la República Argentina en la República Federal de Alemania, hemos sacado los rasgos de este gran hombre de ciencia y de la Iglesia. Lo esencial sin embargo lo debemos a Mons. Ruta, cuyo testimonio tiene el valor irremplazable de la inmediatez y de la calidez de un aprecio que se ha mantenido intacto a pesar del paso de los años.

Hay personas cuya existencia es un don muy especial que Dios hace a su Iglesia, pero que primeramente comienzan siendo un don muy particular para una parte puntual de ella. Tal es el caso de la presencia en la Argentina de Monseñor Juan Straubinger y su invalorable obra bíblica, que pronto trascendió nuestras fronteras y cubrió como marea bienhechora a todos los países de Hipanoamérica.

La relevancia de su obra fue reconocida por la Facultad de Teología de la Universidad de Münster, Alemania, la cual al otorgarle por ella el título de Doctor Honoris Causa, daba la razón de esa distinción al llamado El San Jerónimo de Sudamérica.

En nuestra época, tan estéril de grandes cosas, pero fecunda en hueco ruido y pirotecnia, ¿ha quedado alguna huella de la notable obra de este gran hombre para fertilizar nuestra desolada memoria?

¡Ciertamente que la hay y aun revivificada! 

La ciudad de La Plata, que ha enriquecido religiosa y culturalmente a nuestra patria dando un gran paso hacia la terminación de su hermosa catedral, ha protagonizado ahora otro evento que no va en zaga al anterior: la reedición de esa bella catedral de sagradas palabras y sabios comentarios que es la Biblia en la versión, internacionalmente apreciada, que en su momento realizó Mons. Juan Straubinger de los originales hebreo y griego, editada en 1° edición por Descleé de Brouwer, Buenos Aires, en cuatro tomos y agotada luego; reeditada por el Club de Lectores, Buenos Aires, en dos tomos y agotada también; reeditada en Norteamérica, en edición de lujo y ahora reeditada en España, en un solo tomo por el Apostolado Mariano y aprobada por la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española, con un Prólogo y Estudio del conocido biblísta Benjamín Martín Sánchez quien dice en dicho Prólogo:

Straubinger tradujo esta Biblia toda entera de los textos originales hebreos y griego.

Los que conozcan bien estas lenguas, reconocerán que está perfectamente traducida con su propio estilo, y confirman (esto) los testimonios de muchos biblístas a quienes he oído decir que es una de las mejores versiones.

El error en esta edición española, muy prolijamente impresa y hermosamente ilustrada, es la reducción de las Notas de Straubinger, con lo cual ha decepcionado a quienes esperaban el instrumento completo e inigualado, a nivel mundial, entre las Biblias manuales.

Pero he aquí que un grupo de católicos argentinos, ha tenido la inteligencia y la intrepidez  de editar esta Biblia  con  la totalidad  de sus valiosas Notas, en un solo tomo, papel biblia y sólida encuadernación, impresa en los talleres gráficos de la Universidad Católica de La Plata con la moderna maquinaria alemana.

Este acontecimiento editorial es una gota de dulzura en los amargos momentos que nos toca vivir, pues revela las secretas energías, las reservas de vitalidad que todavía hay en nuestro pueblo, al que tenebrosas fuerzas quieren reducir a nulidad.

Pero, ¿quién fue Straubinger, este sabio hombre de ciencia y piadoso y fecundo hombre de Iglesia? ¿y de qué medios se valió la Providencia para escamotearlo a su patria y a su lengua natal, para ampliar su destino, haciéndolo misionero de la Palabra Divina en los múltiples países de habla castellana?

* * *

Nació Straubinger el 26 de diciembre de 1883, en Esenhausen (Baden Würtemberg), en una chacra de la zona rural de la Alta Suabia, sur de Alemania. Su padre, Francisco Javier, su madre Crescencia Baumann.

A la influencia de ésta su patria chica deberá él, en parte, ese carácter tranquilo y voluntarioso, jamás airado, ese espíritu sereno y equilibrado, esa consistencia espiritual y psíquica que a Mons. Ruta, su más allegado discípulo, le hacía recordar la paz bíblica.

Allí crece, en esa región con mayoría casi absoluta de católicos aunque bajo el gobierno de un rey protestante y con algún contacto también con separados de la Iglesia, zona abundante en conventos y catedrales y también en institutos de caridad para asistir a variados dolores humanos.

Despertada su vocación sacerdotal, realiza los estudios correspondientes en la facultad de teología de la Universidad de Tubinga y lo hace en forma descollante, ya que es el primero en un curso de treinta y nueve alumnos.

De Straubinger estudiante, pudo decir el Rector del Convictorio de Retweil, que era idealista más de lo conveniente y que aspiraba a alturas adonde otros no podían seguirle, lo que fue para él, más de una vez, fuente de amargas decepciones. Pero que no era Straubinger un orgulloso neciamente envanecido de su talento, sino un hambriento siempre dispuesto a aprender más.

Recibe la ordenación sacerdotal el 17 de julio  de 1907. Durante dos años realiza tareas pastorales en Ellwangen, Rechberghausen y Stuttgart.

A partir de 1909 enseña hebreo en Tubinga y en la misma ciudad es asistente de estudios en el Wilhelmstift, en donde residían los seminaristas que iban a las clases en la facultad de teología. Ahí actúa como ‘repetidor’, es decir, como ayudante de cátedra en Nuevo Testamento y Moral.

En 1912 se doctora en la Universidad de Tubinga en "Lenguas orientales" con una tesis sobre las variantes dialectales del arameo y se doctora también en "Historia comparada de las religiones" con una tesis sobre "La leyenda siria del descubrimiento de la Cruz". Por eso podrá decir Mons. Ruta con toda verdad: "Treinta y ocho años más tarde (de su doctorado), sus Notas al Antiguo Testamento nos sorprenderán por el conocimiento que revela de las distintas religiones orientales."

Ese mismo año, su obispo lo envía a perfeccionarse en ciencias bíblicas al Instituto Bíblico de Roma y allí es capellán de la iglesia de los alemanes S. María dell'Anima. En esa ciudad prosigue también su estudio del idioma árabe que llega a dominar.

El Instituto Bíblico le otorga una subvención que le permite viajar a Palestina en 1914. El Instituto de la Görres-Gesellschaft de Jerusalén también le concede una beca.

En ese año sueña e intenta algunas aventuras de arqueólogo bíblico descubridor de manuscritos, pero aconteceres extracientíficos y sobre todo la Primera Guerra Mundial le cierran ese camino. Durante esa guerra su obispo lo manda a Turquía como capellán de la marina alemana. Allí aprende el idioma turco, que como el árabe, habla corrientemente. En Turquía organiza comedores para necesitados, hogares para soldados y hospitales.

Terminada la guerra vuelve a Alemania y, joven científico de treinta y cinco años, piensa dedicarse a la enseñanza universitaria y a la investigación, pero su obispo lo nombra secretario de Caritas en Stuttgart y le encomienda la tarea de organizar Caritas en toda su diócesis de Roten­ burgo. En ello va a trabajar veinte años, hasta 1937, como su Director.

Alguien podría pensar que esta destinación era cortar neciamente las alas a un águila que prometía tanto vuelo en el firmamento de la Divina Palabra... pero no era así. Su obispo, Mons. Paul Wilhelm von Keppler, piadoso exégeta y sabio profesor de Tubinga y Friburgo, lo había alentado y guiado en su vocación bíblica y ciertamente no sería su intención malograr tal vocación, pero Alemania salía de una guerra con grandes heridas y las obras asistenciales de la Iglesia podían ser una necesaria expresión de la caridad cristiana.

Por otra parte, Mons. Von Keppler sabía que Straubinger era un intelectual de raza y que jamás iba a traicionar su estirpe convirtiéndose por obra y gracia de un reduccionismo demencial, en un mero asistente social; y también, sin duda, el sabio obispo preveía que ese contacto directo con el hombre común y doliente y con las necesidades espirituales y materiales de un país derrotado iban a enriquecer la vida del exégeta, evitando que se convirtiera en un ratón de biblioteca que estudia, piensa y escribe para otros ratones de biblioteca. Y, efectivamente, es con la experiencia de Caritas que se produce el gran giro en la vida de Straubinger.

Se dio cuenta que hasta entonces había vivido y estudiado en un mundo de especialistas y para especialistas y aunque ya había practicado la caridad en lo material, durante la guerra y ahora lo estaba haciendo en la paz, se dio cuenta de que no había utilizado su poderoso talento para practicar algo aún más importante, la caridad intelectual... el hacer llegar el pan del espíritu a los "pobres", a los "pequeños". Y así es que en adelante y partiendo siempre de las más sólidas bases científicas, porque él afirmaba que: "la interpretación práctica sólo tiene valor cuando se funda sobre una ciencia exegética precisa", su trabajo y estudio bíblico se van a orientar a iluminar y alimentar la vida cristiana de la gente común, con llaneza pero sin perder altura ni profundidad. Aquí nace esa nueva orientación de sus esfuerzos que van él fructificar en su obra maestra: su versión de la Biblia al castellano, comentada para la vida, ese poner al alcance de los "pequeños" el tesoro escondido de la sabiduría sobrenatural, para ayudarlos a vivir sabia mente según Dios.

Pero en tanto, ¿qué hace en Caritas?

Straubinger no defrauda a su obispo y se revela como un excelente organizador de obras asistenciales y eficaz hombre de acción. Entre la muchas obras fundadas o impulsadas por él, citemos sólo la creación en 1931, en Wangen, pequeña ciudad a 30 km. de la frontera con Suiza, de un Sanatorio de 400 camas para tratar niños tuberculosos, dotado del más moderno instrumental médico y con fama en el exterior por la calidad de sus trabajos científicos, y citemos también la creación de una empresa de seguros para que fuera fuente de recursos para Cáritas, empresa que en 1952 seguía funcionando en su edificio de tres pisos, lo mismo que el Sanatorio antes mencionado.

¿Y la Biblia?

No la olvida, pero su preocupación ahora es difundirla. En septiembre de 1933 funda en Stuttgart el "Movimiento bíblico popular católico" que todavía en 1963 estaba en pleno florecimiento con el nombre “Obra bíblica católica”. Funda también la editorial Keppler, para editar y difundir la Biblia del mismo nombre. Escribe además, en colaboración, una Iniciación bíblica, y en colaboración también, una Concordancia con 64.000 citas bíblicas.

A esta vida de multiformes facetas donde se entrecruzan tan disímiles elementos: el estudio y la acción, el misterio de Dios y el dolor humano, lo material y lo espiritual, también debemos agregar que Straubinger no estuvo totalmente ausente de la vida política de su patria, ya que en una oportunidad en que las circunstancias así lo requerían, él sin desdoro de su condición de religioso brindó su más enérgico apoyo al Partido Centro, que lideraba en ese momento la participación de los católicos en la vida pública de su país.

Nos acercamos ahora a un momento clave de la vida de Straubinger. Corre ese año 1937 en que se desencadenan  los acontecimientos que darán lugar a su exilio de Alemania y su venida a la Argentina. Todo lo que él había vivido y aprendido hasta entonces, había sido una larga preparación para una importantísima misión que lo aguardaba, pero no como él soñaba, en su amada patria, sino en tierras muy lejanas de lengua desconocida... pero eso él lo ignoraba. Tenía cincuenta y cinco años de edad y sólo le restaban trece años para poder cumplir la misión que le esperaba... pero tampoco eso lo sabía. Más de pronto, la Providencia por medio de causas segundas, como habitualmente acostumbra, se abatió sobre él como un ave de presa y lo arrebató hacia su magno destino.

El Nacionalsocialismo, ya en el poder,  había desatado una campaña de calumnias contra la Iglesia Católica en Alemania. Un domingo de 1937 se leyó simultáneamente en todas las iglesias de todas las diócesis del país,  una  extensa  carta refutando  esas calumnias.

La policía secreta, buscando al autor de la carta, sospechó de Straubinger, que ya se había enfrentado con las autoridades por defender la identidad y la libertad de las obras asistenciales de la Iglesia, pues los nazis, a partir de 1933, habían pretendido apropiarse de la red caritativa que él había creado. Por ciertos indicios obtenidos de allegados a Straubinger mediante apremios ilegales, la sospecha se convierte, para ellos, en certeza y con esto queda sellada su suerte y se inicia su cacería.

Es domingo cuando la policía va a apresarlo, pero él había ido a visitar el Sanatorio de Wangen y allí, por teléfono, logran avisarle que es perseguido. Straubinger siempre llevaba consigo, en esos tiempos de terrible inseguridad personal, su pasaporte y entonces, con fría audacia, y con sólo un portafolio y un paraguas, toma el tren y pasa a Suiza. Al día siguiente se cierran para él las fronteras de Alemania. Muchos años más tarde, confidenciaría a su hijo intelectual argentino que no fue él quien escribió la famosa carta, pero sí quien organizó su distribución nacional y con tal eficacia, que burló a todo el sistema de detección y control de uno de los más perfectos sistemas policiales totalitarios. Los cristianos del tiempo del Anticristo harán bien en invocar entonces la intercesión y las sugerencias de Straubinger.

En Suiza, una comunidad de religiosas alemanas le da refugio y el obispo del lugar le autoriza a permanecer sólo un año en la diócesis porque hay demasiado clero. Él comienza a estudia portugués ya que en Brasil hay muchas colonias alemanas, pero no es en el escenario muy limitado de ese idioma donde Dios lo quiere. Por eso, Él hace que un día, en dicha Casa Religiosa, Straubinger se encuentre con Mons. Enrique Mühn, hijo de alemanes y primer obispo de Jujuy, quien lo invita a venir a su diócesis. ¡Ahora sí Dios habla con claridad, y Straubinger acepta la invitación y el desafío! No conoce el idioma castellano, pero lo aprenderá en el viaje a la Argentina y llegará a hablarlo con perfección, sin errores gramaticales y sin acento extranjero, aunque lo hablará con lentitud. A esta testificación, Mons. Ruta añadirá que al predicar Straubinger en castellano, su expresión tenía un cierto dejo de timidez, pero cuando lo hacía en su idioma natal, su voz tenía otro vigor, observación que me fue confirmada por Mons. Mancuso, que también fue alumno suyo.

Ya en la Argentina, Mons. Mühn le confía la parroquia de San Pedro, la segunda ciudad en importancia de la Provincia, y allí fue durante 2 años un párroco celosos de sus deberes y donde mucho tiempo después, todavía recordaban su preocupación por los necesitados; pero él tampoco olvidaba su preocupación por la Biblia, y allí en ese rincón perdido de nuestra Patria, funda la Revista Bíblica, que inaugura ese movimiento bíblico que pronto se extenderá a toda Hispanoamérica ya que en todos los países que la integran tendrá la revista suscriptores y corresponsales. Mons. Mühn, con gran sentido de Iglesia, no se resigna a que un talento superior como el de Straubinger carezca de un campo de acción más amplio y provechoso para una porción mayor de la Iglesia y por eso interesa en él al arzobispo de la Plata, Mons. Chimento, en cuyo Seminario había vacado la cátedra de Sagrada Escritura (otra vez la mano de la Providencia) que es ofrecida entonces a Straubinger. Helo pues ahí, investido de la misión de abrir a futuros sacerdotes el ámbito de las lenguas bíblicas y las profundidades de la  Sagrada Escritura.

Y una tarde de Pascua del año 1940, sin equipaje, tal como había salido de su patria, con desnudez apostólica, llega al Seminario de la Plata. Sólo tiene su fe, su amor a Dios, su pasión por la divina Palabra, el archivo de su mente lleno de fruto de tantos años de estudio, y lo arcano de su corazón colmado de experiencias religiosas que lo capacitan para comentar la Biblia, como pronto lo hará, no como mero profesor de Sagrada Escritura, sino como sólo un hombre religioso puede comentar ese Supremo Libro Religioso.

Aquí comienza la etapa más fructuosa de su fecunda vida, la etapa para la cual lo habían preparado todas las anteriores etapas.

¡Cómo ama Dios a la Argentina! Preparó para Ella durante toda una vida a un notable sabio europeo, y cuando esta preparación estuvo completada, lo atrajo a Ella para que en Ella volcara todo lo adquirido, haciéndola luego vehículo, para que a través de Ella, esa sabiduría bíblica-viviente se transfundiera  todos los países de habla castellana.

Y ahí está el sabio preparado por Dios, a la puerta de ese Seminario que será su lugar de vida y de trabajo durante los próximo once años, porque tal es el resto de tiempo que le queda para cumplir su misión en Sudamérica: la de abrir las puertas de la Biblia y enseñar a asomarse a la profundidad de sus misterios, a los futuros dispensadores de los Misterios divinos; la de corregir y anotar la versión de la Vulgata hecha por Petisco-Torres-Amat; la de realizar en el Nuevo Mundo la primera traducción completa al castellano de los textos originales de la Sagrada Escritura, y la de anotarlos para la vida con una profusión que en su nivel no tiene semejante en ningún otro continente; la de encontrarse repetidas veces con ese gran estudioso del Apocalípsis que fue el P. Leonardo Castellani para intercambiar ideas sobre los puntos difíciles de éste Sagrado Libro, en una valiosa armonía de enfoques tanto en la interpretación del sagrado texto como en la interpretación de los actuales acontecimientos mundiales y su posible vinculación con los anuncios del vidente de Patmos; la misión de dirigir y expandir la acción internacional de su Revista Bíblica; la publicación, en distintas editoriales, de veintitrés volúmenes de su especialidad; y cuando termine la Segunda Guerra Mundial, ese inmenso conflicto que laceraba su corazón, la misión de promover junto a otras personas de raíz germana, la obra internacional de ayuda a Alemania… y dispone sólo de once años para realizar toda su obra, y él no lo sabe… pero va a trabajar como si lo supiera.

Trabaja todos los días del año, y en esos fundamentales once años sólo una vez se toma vacaciones, yendo a Coronel Suárez, al hospital de la ciudad, cuyo capellán era un sacerdote alemán amigo suyo. Sus jornadas de trabajo en el Seminario, aparte de cumplir sus deberes como capellán del Hospital italiano y de atender sus clases de profesor, suman diez horas diarias y a veces más, de tares tenaz, incansable, metódica y disciplinada, en su escritorio, yunque donde ese fino orfebre (era filólogo profesional y a su muerte Mons. Ruta llegó a contar más de 20.000 fichas eruditas de su maestro) va cincelando y acuñando en castellano, buscando la más exquisita precisión, la verdad de la Palabra Divina. Su aprovechamiento del tiempo en el cumplimiento de su misión hacer recordar aquel voto intrépido de S. Alfonso de Ligorio, de no dejar pasar ociosamente ni una partícula de tiempo. Straubinger vivió esa misma postura y decía que “hay que aprovechar hasta los cinco minutos”. Él no tiraba ningún pucho de tiempo y aprovechaba, en la construcción del Reino, el menor manojo de minutos para poner un ladrillo más. Y es dentro de ese enfoque que él atendía a la gente, con amabilidad, pero con brevedad, y cuando una entrevista se prolongaba más de lo razonable, solía cortarla diciendo: “Usted debe estar apurado y yo también”.

A ésta ascesis y aplicación heroicas se debe en parte la magnitud de lo que produjo, la otra parte se debe al talento con que Dios le dotó en tan alto grado, y otra parte secretísima se debe al patrocinio de San Juan Evangelista, cuyo nombre él llevaba y cuya fiesta celebraba todos los años piadosamente.

La ración de tiempo que Dios había concedido a Straubinger se estaba agotando. Él la había gastado con inteligencia y enérgica fidelidad. Sus sienes ya estaban blanqueadas y su salud no escapa a la injuria de los años. Había dado el mundo hispanoamericano los frutos plenos de su madurez laboriosamente alcanzada y ahora el buen servidor del Señor de la Palabra puede cantar el Nunc Dimittes y encaminarse sereno hacia el ocaso.

Transfiere a otras manos las Revista Bíblica y con la salud resentida retorna en noviembre de 1951 a Alemania, en compañía de su fiel discípulo Mons. Ruta. Allí es operado y allí se queda, por consejo médico, aunque su intención era volver a Argentina.

Se reincorpora a Cáritas en Stuttgart, da clases de Biblia a jóvenes, sigue con interés la suerte de sus publicaciones en Sudamérica y envía artículos a su sucesor en la Revista Bíblica. Cuando cumple los setenta años es nombrado Prelado de la Casa Pontificia. 

En 1955 vuelve a ser designado presidente del Apostolado Bíblico católico de Alemania que había sido fundado por él en 1933.

Su domicilio en Stuttgart, Alexanderstrasse n° 3, siempre estaba abierto a la inteligencia, a la amistad y a la necesidad, pero Nuestro Señor ya había terminado de prepararle su domicilio eterno y lo pasó a buscar el 23 de Marzo de 1956 en el Hospital de María de Stuttgart, adonde lo había citado con la excusa de su precaria salud.

Tenía Straubinger setenta y dos años y tres meses de edad, cuando partió de allí en tan buena compañía hacia aquella maravillosa región donde no hay ya palabra que traducir, ni tiempo que racionar, ni abismos de misterios que sondear, porque la palabra se hace allí visión y mudo estupor, el tiempo se hace eternidad y el misterio, desnuda donación abismal para colmar nuestra mente y nuestro corazón, esos dos abismos hambrientos de ver, entender, poseer y amar a ese Dios Padre, Hijo y Espíritu de amor que allí se da, sin velos y sin intermedios, a esas creaturas suyas selectas que representan su imagen y llevan su semejanza, y que son su debilidad secreta.

Allí está Straubinger, y a él le pedimos nosotros, los tan torpes escolares del Espíritu Santo que bregamos todavía por la luz completa, en la umbrosa región de la parábola, del signo, la imagen y la analogía, que nos ayude desde la clara región de las plenas evidencias a seguir, según su ejemplo, deletreando incansable las Sagradas Letras, para merecer pasar, como él un día, de la consolación de las Escrituras (Rm. 15, 4) en el destierro, al éxtasis de la visión en aquella patria eterna del cristalino cielo.

* * *

Y ahora, una última reflexión: ¿sobre qué ejes principales giró el pensamiento y la acción de Straubinger?

Podemos hallarlos en su mayor parte en sus Notas a la Biblia y en su obra Espiritualidad Bíblica, Platín, Buenos Aires 1949, donde se recopilan estudios y artículos publicados en diversos periódicos y en la Revista Bíblica. Ya en el Prólogo de esa obra él señala algunos de esos ejes fundamentales y los indica con toda claridad en una carta a su sucesor de la Revista Bíblica. De allí los tomamos y los comentamos.

El Padre Celestial, justo, misericordioso, benigno, paternal. De esta valorización de la paternidad divina le viene a Straubinger la valorización de la infancia espiritual, como la postura sabia y adecuada de la creatura ante la ternura paternal del Creador. De ahí su aprecio por Santa Teresa del Niño Jesús, el apóstol de esa postura, cuyo valor doctrinal él tempranamente descubrió y utilizó en su Notas a la Biblia y está presente en otros lugares de sus escritos como algo muy importante y que caló profundamente en su alma.

Jesús, Maestro y Modelo, Camino hacia el Padre y centro de la Biblia.

Biblia, su amor apasionado por ella, por toda ella. Él mostraba la maravillosa unión de los dos Testamentos y desaprobaba enérgicamente el desinterés de algunos por el Antiguo Testamento y afirmaba que rechazar uno era rechazar el otro y citaba en su apoyo el inolvidable axioma de San Agustín: In Vetere Novum latet, in Novo Vetus patet, que perifrásticamente podríamos traducir así: "El Nuevo Testamento, en el Antiguo, en semilla está velado; y el Antiguo, en el Nuevo, en flor y fruto está manifestado."

Caridad fraterna que cristalizó en dos vertientes: caridad material, haciendo siempre lo que estaba a su alcance para aliviar las necesidades de su prójimo en ese nivel, tanto en Alemania como en la Argentina; y caridad intelectual, queriendo compartir aun con los más "pequeños" toda su riqueza de saber bíblico. Movido por esa caridad y sin negar la necesidad de la crítica textual, ni el valor de las Notas filológicas, geográficas y arqueológicas, que no faltan en su Biblia, afirmaba "que en las publicaciones bíblicas que se dirigen al pueblo, nunca debe faltar el método patrístico, que ante todo busca en la S. Escritura las verdades doctrinales y las enseñanzas prácticas para llevar una vida de más en más cristiana".

Segunda Venida de Cristo: exiliado de su amada patria, sojuzgada por un régimen anticristiano y tiránico, escapado desnudo de todo, de ser encarcelado, torturado y quizás asesinado por un poder omnímodo, habiendo logrado huir sólo por una disposición de la Divina Providencia, Straubinger deja a sus espaldas todas sus raíces y afectos, sus emprendimientos truncados o en riesgo de desaparición, una Europa que se encamina al abismo de una guerra sin parangón en la historia humana, pero vaya donde vaya él sabe que debe seguir viviendo en un mundo del cual Pío XII en su primera encíclica dijo: "¿No se le puede quizás, aplicar la palabra reveladora del Apocalipsis: «Dices: Rico soy y opulento y de nada necesito y no sabes que eres mísero y miserable y pobre y ciego y desnudo» (Ap. 3, 17)?"

Y más adelante, hacia el final de la encíclica, ya desatada la temida 2° Guerra Mundial, Pío XII dice: "Los pueblos arrastrados en el trágico vórtice de la guerra, quizás están aún al comienzo de sus dolores (Mt. 24, 8)". Palabras que Straubinger comenta en su obra ya mencionada diciendo: "El Sumo Pontífice expresa su creencia de que estamos al comienzo de los dolores anunciados por Jesús en el discurso escatológico (Mt. 24, 9)". El mismo Papa que años después, termina su Mensaje de Pascua de 1957 con estas gravísimas palabras: "¡Cuántos corazones os esperan, oh, Señor! ¡Cuántas almas se consumen en el anhelo del día en que sólo Vos viviréis y reinaréis en los corazones! Ven Jesús, Señor nuestro, hay muchas señales de que la hora de vuestro regreso no está lejana".

Straubinger ya no estaba en la tierra para leer estas últimas palabras del Santo Padre, pero su pensamiento y su corazón hacía ya mucho tiempo se habían identificado con este enfoque de Pío XII, y teniendo como él el alma agobiado por un durísimo presente y apesadumbrada por un muy tormentoso porvenir, alzó la mirada al Libro del Apocalípsis, escrito para consuelo de los cristianos en las continuas persecuciones que los amenazaban y para despertar en ellos la “bienaventurada esperanza” (Tito 2, 13), y comentó profundamente éste consolador Libro y lo divulgó encarecidamente para compartir el consuelo de Dios con sus hermanos en tan extremoso tiempo. Él enseñó la virtud de “esperar al Señor en su Segunda Venida” (virtud y verdad tan olvidadas) y aún la posibilidad de apresurar esa venida (2 Pedro 3, 12) para arreglar este desquiciado mundo y erradicar para siempre este tenebroso manto de tinieblas que nos va cubriendo. Ya que Dios nos amó tanto que nos envió a Straubinger como en poderoso viático, le pedimos que conceda a este santo sabio el seguir ayudándonos fuertemente con su intercesión, en este luctuoso tiempo que poco a poco se va asemejando al que él vivió en Europa y lo llevó al exilio, con el agravante de que en este mundo globalizado, la única Ciudad de refugio no es ya ninguna Sudamérica, sino sólo las Manos de Dios, ese Dios en cuya paternidad y omnipotente ternura Straubinger enseñó a confiar.

N.B. No sería un despropósito desear que Mons. Ruta interesara a su Obispo en dar los primeros pasos hacia el reconocimiento de la santidad de vida de Mons. Straubinger por parte de la Iglesia, y que se le diera, jurídicamente, el testimonio que pocos como él tienen autoridad para dar.

* * *

“En los últimos meses, quien lo visitara, podía verlo con uno de los tomos de la Sagrada Escritura, en la excelente edición comentada por Monseñor Straubinger o con el Breviario Romano que meditaba con asiduidad como un monje” (Juan Carlos Moreno, Hugo Wast, Eudeba, Buenos Aires 1969, p. 288)


(Tomado de Gladius 62, Año 2005, pags. 81-92)